El bosque se había transformado en un laberinto de hielo y nieve.”

Me leí este libro del tirón, vale, seré sincera, me leí la saga completa en una semana. Es de esos libros que no puedes soltar porque te engancha totalmente.

Al principio estaba un poco recelosa porque una amiga que los había leído me dijo literalmente: “vas a odiar al tipo”. Claro, recordemos que es un retellíng de “La Bella y la Bestia”, así que casi lo primero que pasa es que la bestia, Tamlin, se lleva a la bella, Freyre, a su guarida. En este caso, la guarida es cruzar la frontera entre el reino humano y el reino inmortal. Entonces, obviamente, mi miedo era que el protagonista masculino fuera muy duro con ella o que la obligara a cosas. Pero no, la verdad es que, cuando lo lees, piensas que es una historia de amor muy bonita. Porque sí, el romance predomina en esta historia. Pero creo que sobre todo, el tema principal es la supervivencia. Freyre es una luchadora, al inicio de la historia se encuentra “secuestrada” en un mundo extraño, alejada de su familia y quiere escapar, no estar indefensa, desea encontrar los puntos débiles del enemigo.

Es muy bonito ir leyendo como se van conociendo los protagonistas y como se van desvelando cositas de la historia. Haciendo menciones y guiños al cuento de “La Bella y la Bestia”. Pero, con un punto nuevo, refrescante, más adulto y oscuro. Por ejemplo, (y esto que os voy a desvelar es una chorrada que no creo que sea destriparos mucho, pero en tal caso, si eso pasar de este párrafo al siguiente) la gente que trabaja y vive en la mansión de Tamlin, lleva máscaras que tapan sus caras. Esto también es algo que me gustó, porque aunque se puede atisbar un punto de atractivo en el protagonista masculino, Freyre se enamora de él sin poder verle completamente la cara.

Pero, ahora, lo que más me gustó de todo el libro, creo que fue la parte final. En la parte final se comprueban muchas cosas: la fuerza que tiene realmente Freyre y lo que lucha por conseguir lo que quiere, personajes que tienen un punto de amigo-enemigo muy intrigante, y se van desvelando pequeños retazos de lo que se viene en los siguientes libros.

Me encanta el mundo que recrea la autora, esos seres inmortales que son superiores, en cuanto a poder y belleza, a los humanos. Y esa intriga que rodea a todo lo que tenga que ver con ellos en este primer libro. Obviamente en los siguientes se aclaran muchas cosas.

Cabe destacar, que los personajes que se muestran en este primer libro son pocos, cuento quizás, cuatro personajes importantes, y dos de ellos son los propios protagonistas. Hablando de estos últimos, creo que Tamlin es una “persona” (recordemos que él sí que es inmortal, aunque Freyre, sea humana) cansada, que descubre una pizca de algo bueno y brillante en Freyre, cuando ya se había rendido. Y por otra parte, Freyre, bueno, a pesar de que creo que es fuerte y decidida, que tiene una personalidad impresionante, también creo que en este libro es un poco ingenua e inconsciente. Porque, veamos, estás en un mundo extraño, hostil (porque eres la única humana), suceden cosas que no entiendes y cuando aparecen peligros y te dicen que permanezcas dentro de la mansión porque puede pasarte algo malo… ¿lo primero que haces es correr hacia el peligro? No sé, creo que podría ser un poquito más consciente y sensata en ese sentido.

Otra cosa que me ha gustado y que creo que es importante es que Freyre no es la típica doncella virgen y asustada. Ya comenté antes que era fuerte y que quería sobrevivir, pero es que además no es inexperta en cuanto a relaciones sexuales se refiere. Creo que esto es importante porque parece que la chica siempre tiene que llegar virgen a su amor ¿predestinado? Desde el capítulo uno, dice que el único momento para ser libre y no tener preocupaciones en su cabeza, es cuando se acuesta con un vecino de su aldea. Lo describe como un desahogo y algo puramente físico. No sé, creo que es interesante este punto.

En resumen, un libro que te engancha completamente, no lo podrás soltar. Un retelling de “La Bella y la Bestia” refrescante y lleno de sorpresas. Con una protagonista fuerte y que lucha por lo que quiere. Un romance bonito y de película, que te enamora desde el primer momento. La última parte del libro es mi favorita sin duda, ahí se ve el potencial de la saga realmente. Tenéis que leerlo y seguir leyendo los libros de esta trilogía.


  • Título: Una corte de rosas y espinas (Saga ACOTAR)
  • Autor: Sarah J. Maas
  • Año: 2015
  • Edición: Editorial Planeta (2016)
  • Páginas: 454
  • Género: Fantasía, Romance
  • Puntuación: 4/5 ⭐

Feyre está desesperada, su vida y la de su familia dependen de ella. Enfrentada al hambre más absoluto, no dudará en ir al bosque prohibido y matar si es necesario. Pero su osadía la convierte en prisionera del misterioso Tamlin, quien a pesar de su aparente frialdad la hará descubrir una ardiente pasión que marcará su destino. Lejos de su familia y su mundo, Feyre tendrá que tomar una decisión capital para salvar todo lo que ama.