Tal vez siempre estuve rota y sin luz por dentro.”

Vale, os voy a contar algo que necesito deciros: este es mi libro preferido de la trilogía. Es impresionante lo que la autora ha logrado en este libro. La evolución de la historia, de los personajes, como ha jugado con nosotros en el primer libro…. todo. Es totalmente impresionante. Así se lleva la puntuación total de estrellitas, se lo merece.

Antes de nada aclarar que durante esta reseña voy a hacer destripamientos de la historia del libro anterior, el primero de la saga. Así que si no lo habéis leído, y no queréis haceros spoiler, no leáis esta reseña jeje.

Este libro comienza con la vuelta a casa de Freyre y Tamlin, después de haber superado una dura prueba en sus vidas y su relación. ¿Os acordáis de que os comenté, en la reseña del primer libro, que una amiga me comentó que iba a odiar a Tamlin? Pues en este libro se refleja totalmente la razón de su comentario. Y os digo por qué, nada más empezar el libro, podríamos decir que en la primera parte, se muestra cómo cambia la relación entre los dos protagonistas. O como cambian individualmente y esto les afecta a nivel de pareja. Es una parte muy dura de leer, porque se ve la toxicidad que va apareciendo. Hasta tal punto que Freyre se apaga poco a poco quedando una minúscula llamarada de la hoguera que era.

En este libro cobra muchísimo más protagonismo el personaje de Rhys. Comenzará una nueva trama y el romance pasará a estar en un segundo plano en, la segunda parte del libro (en mi mente he dividido el libro en tres partes). Se enfocará sobre todo en la recuperación y superación ante una experiencia dolorosa. Freyre se centrará en ella misma y en sus propios miedos y objetivos. Ya para finalizar, en la última parte del libro se vuelve a retomar el tema del romance (que me encanta, ya os lo adelanto) pero también se abren nuevas tramas de acción e intriga que se volverán a tratar en el tercer libro.

Intentando no hacer spoiler de nada del libro, tengo que decir que a medida que lees este libro te abre los ojos totalmente en cuanto a hechos del primero. Gracias a este libro se puede diferenciar tan claramente una relación sana y equilibrada de una tóxica y asfixiante, que no os lo podréis creer. Además, la autora vuelve a salirse de los tópicos del amor romántico en una pareja literaria. Da un giro totalmente inesperado y creo que eso aporta y enriquece mucho la historia. También he de decir que el retelling de “La Bella y la Bestia” termina en el primer libro. A partir de aquí, todo sale directamente de la autora, creando un mundo maravilloso, unos personajes impresionantes y una historia que engancha.

A pesar de que en el primer libro casi toda la acción se lleva a cabo en la mansión de Tamlin y en las cuevas hacia el final, en este, se nos descubre muchísimo más del mundo de los inmortales. Freyre ya no está limitada a un solo espacio, descubre mucho de sí misma y del que ya es su mundo. Además, entran en escena muchos más personajes que serán también importantes para la historia que se desarrollará en el último libro.

Como único punto negativo, y realmente no lo conté, porque la puntuación sigue siendo la máxima, tengo que decir que me molesta un poco, en cuanto al romance, que se habla de una pareja predestinada. El mítico, compañero/a del alma que el destino puso en el mundo para la persona. A ver, en cualquier otra historia creo que es un punto sin más, bonito supongo, pero en esta historia en particular casi me parece una excusa. Dos personas pueden quererse más que ninguna otra pareja en el mundo y no por eso es necesario que sean compañeros predestinados. No sé, me pareció un poco comodín.

En resumen, un libro que me ha encantado, pasa a ser uno de mis preferidos del mundo mundial. Nos abre los ojos totalmente con respecto al primer libro y con respecto también al mundo de los inmortales. Entran en escena muchos personajes y se les da prioridad e importancia a algunos que ni siquiera aparecían en el primer libro. Creo que es muy refrescante y diferente a la mítica historia de amor, de hecho en este libro se le da mucha importancia a la reflexión de uno mismo y a ser egoístas en cuanto a los deseos personales, a la vez que revela una auténtica relación de pareja sana y equilibrada. Cada vez me encanta más esta saga.


  • Título: Una corte de niebla y furia (Saga ACOTAR)
  • Autor: Sarah J. Maas
  • Año: 2016
  • Edición: Editorial Planeta (2017)
  • Páginas: 586
  • Género: Fantasía, Romántica
  • Puntuación: 5/5 ⭐

Feyre está destrozada. Y aunque tiene a Tamlin por fin a su lado sano y a salvo, no sabe cómo podrá dejar atrás los recuerdos que la acechan... ni cómo mantendrá en secreto el oscuro pacto que hizo con Rhysand, que la mantiene intensamente unida a él y la confunde.
Feyre ya no puede seguir siendo la de antes. Ahora es fuerte y debe romper con todo lo que la ata. Su corazón necesita libertad.