"Cazaril oyó a los jinetes en el camino antes de verlos."

Como siempre, empiezo contándoos un poco cómo encontré este libro. Tuve mucha suerte, porque, como no, no sabía de su existencia. Aunque este es un poco más perdonable, ya que es más actual. La verdad es que lo encontré en la feria del libro antiguo. Por si no lo descubristeis ya, me encanta totalmente esta feria que se lleva a cabo en varias ciudades de España. Es uno de mis sitios favoritos para encontrar libros clásicos que siempre quise leer. Es más, me atrevería a decir que todos mis clásicos fueron comprados en una u otra feria de estas. Además, es un buen sitio para descubrir libros que no conozco. Y… bueno… también están muy bien de precio, porque, reconozcámoslo, para quien nos gusta leer tanto, siempre es un factor importante.

Allí encontré mi descubrimiento del año: “La maldición de Chalion” de Lois McMaster Bujold. Es el primero de una trilogía, de la que tristemente solo cuento con los dos primeros libros. Estoy intentando encontrar el tercero, pero es un tanto difícil.

El caso es que leí el resumen y, sinceramente, pensé: “Puede estar bien”. Y me lo compré. Tengo que decir que no aguanté mucho tiempo sin leerlo. Y no me decepcionó.

La sinopsis de la contraportada no cuenta mucho, de hecho, solo dice que el protagonista, el noble Lupe de Cazaril, vuelve a casa después de pasarlo muy mal durante un par de años. Bueno, también comenta algo de que los dioses le tienen preparado un destino (y tanto).

Os cuento, se ambienta en una época medieval (no controlo mucho de historia pero bueno, caballos, espada y cortes, básicamente). La verdad es que la historia se centra bastante en la política del reino y no tanto en la guerra y las luchas de espadas como me suele gustar a mí. Pero, es bastante ameno y entretenido. No son las típicas reuniones o pactos aburridos de siempre. Tengo que reconocer que son las partes que menos me gustan, pero que son esenciales para toda la trama. Al protagonista se le otorga la misión de ser el tutor de la hermana del monarca. Y al estar este muy enfermo y tener dos hermanos bastante jóvenes… digamos que no faltan las intrigas. En cierta manera me recuerda a la serie de Isabel. Por lo menos, en cuanto a las artimañas de la corte.

Un tema importante son los dioses, a lo largo de toda la historia los van presentando a ellos, sus principales características y sus creyentes. Realmente no existe magia como tal, pero relacionado con los dioses se habla de maldiciones, demonios, sacrificios, etc. Es un mundo ciertamente interesante. Puede parecer algo decepcionante que no sea todo hechizos y pócimas, pero le da un toque que realmente (a mí por lo menos) me atrapó. Digamos que es una magia más sutil.

Creo que lo más interesante de toda la historia, sin dudarlo ni un instante, es el protagonista. En mi opinión no hay un héroe más humilde, leal y… cansado que él. Cazaril ha pasado un infierno y está para el arrastre. Así de claro. Y es algo que tratan a lo largo de toda la historia. Las consecuencias, los traumas, los sentimientos de aquella época en la que está cautivo a manos del enemigo (lo siento, no os quiero revelar nada pero es que el argumento no suelta prenda). Cuando llega a casa se le otorga un trabajo importante, pero arriesgado. Básicamente, tiene que, con su inteligencia, hacer lo mejor para su pupila y sus seres queridos. Tanto en tiempos felices, como cuando acaban en un avispero de tensiones y aprovechados por todas partes.

¿No estáis cansados del típico héroe juvenil, que aprende de sus experiencias y errores según avanza la historia, que encuentra su primer amor…? Pues este no es así. Es totalmente diferente al héroe de siempre. Es más mayor, más cínico, ya aprendió bastante, creedme… En definitiva, es genial. Y gracias a su veteranía y al conocimiento tan amplio que tiene del mundo... bueno... hace lo suyo (no os destripo nada). No depende de fuerza, ni de leyendas que dicen que él es el indicado, ni de emprender una aventura. Simplemente, al pobre le cayó encima esa responsabilidad. Y, lo mejor (o peor para él), es que no la quiere, pero a pesar de eso, lo da todo. Vamos, que me he enamorado.

Dejando el protagonista a parte, que ya resolvimos que es maravilloso, el resto de personajes también están muy bien. Se puede ver una evolución en cada uno, es cierto que un poco previsible, pero al menos se desarrollan coherentemente con la trama y con la línea temporal. Aunque, tengo que reconocer que existen personajes que no acabo de entender muy bien… (“tos tos”… el rey). Supongo que, como cualquiera, tienen sus excentricidades.

Bueno, informaros que también hay un poco de romance. Para aquellos que sienten que los libros siempre son mejores con ese toque de amor, podéis estar tranquilos. No es, ni mucho menos, lo principal, pero sí que se puede leer un poquito de ello. Le da un toque.

En resumen: una magia sutil (o al menos no la usual), el mejor héroe como protagonista y una historia llena de intrigas monárquicas. Os animo a leerlo porque, no sé si es porque, como ya os comenté, a partir de la sinopsis del libro no me esperaba mucho por la escasez de información, pero me encantó.

Nota: sé que digo esto de todos los libros pero es que realmente está muy bien.


  • Título: La maldición de Chalion (Serie de Chalion)
  • Autor: Lois McMaster Bujold
  • Año: 2001
  • Edición: Puzzle (2007)
  • Páginas: 553
  • Género: Fantasía, Intriga

Después de dos años encadenado a un remo, el noble Lupe de Cazaril regresa a su casa en Chalion como un hombre humilde y anónimo, marcado por la crueldad del látigo y las penurias. Sin tierras, con los honores adquiridos en batalla y los viejos rencores casi olvidados, ahora solo aspira a servir en el mismo castillo en el que una vez fue paje. Sin embargo, los dioses de Chalion parecen haberle reservado otro destino.