Elígeme.”

Tenía muchas ganas de leer este libro porque tenía muy buenas críticas. A la hora de comprármelo, no quise leerme demasiado la sinopsis, porque siempre te acaban destripando algo de lo que pasará en el libro. Así que iba, como quien dice, un poco a ciegas.

El mundo que crea la autora me parece que está muy bien pensado y es algo que no he leído anteriormente. Básicamente, existen ciertas personas que nacen con el pelo blanco (divîners), estas personas tendrán poderes cuando pasen de los trece años. No todos tienen el mismo poder ya que les vienen dados por los dioses y de estos, existen unos cuantos. Parece algo maravilloso sí, pero es que quien tiene poder, también es muy susceptible a la corrupción.

El soberano del reino de esta historia, es una persona no mágica, por lo que ve que todo aquel que tenga poder mágico tiene una ventaja sobre las personas normales. Su visión es que nunca estarán a salvo hasta que hagan desaparecer la magia. Y lo consigue, de repente la magia desaparece y manda asesinar a todo aquel adulto con la cabellera blanca. Así se asegura de que nadie pueda tener un poder sobre el resto, un poder del que no son capaces de defenderse.

Así es como murió la madre de nuestra protagonista. Ella también tiene el pelo blanco, pero ya no hay magia, no es una amenaza, no es otra cosa sino una paria. Todo el mundo desprecia a las personas con pelo blanco (exceptuando otros como ellos o sus familiares). No os quiero contar mucho más, simplemente decir, que esta es la historia de una chica que lucha por recuperar algo que le pertenece por derecho y que le arrebataron antes de saber cómo era.

Tengo que decir, que aunque el mundo y la historia me parecen alucinantes, la trama en sí me pareció bastante sencillita de seguir. Va aconteciendo lo que más o menos piensas que pasará, salvo algunas sorpresas que me gustaron. Es decir, unos personajes emprenden un viaje para conseguir cierto objetivo, perseguidos por otros personajes del bando contrario, entre medias hay luchas, muertes, amigos, etc. Esto la verdad es que es bastante predecible, pero bueno, la pluma de la autora te lo cuenta de una manera maravillosa. Me gustó muchísimo, en todo momento está pasando algo, no se explaya con los diálogos o las descripciones, te va informando poco a poco de la historia de este mundo pero sin saturarte. No sé, me pareció que estaba muy bien expresado todo.

A la hora de hablar de los personajes, hubo una cosa que no me gustó y otras que sí. En general los personajes están bien definidos, con sus personalidades y sus decisiones en función de estas y de sus vivencias. Y es cierto, que hay con uno en particular que sabe mostrar muy muy bien la lucha interna que tiene lugar en él. Pero, creo que la historia de amor, que pasa durante una parte de la trama, fue algo precipitada y sin sentido.

Por si no lo sabéis, a mí no me gusta que las historias de amor sean el tema principal de una historia. Esto la verdad es que lo cumple muy bien, hay matices, en algunas partes de la historia más que en otras, pero no abusa de la temática demasiado. Sin embargo, a la hora de desarrollar esta relación de la que os hablo, creo que le faltó una sutileza y, no sé, una base para el tipo de amor que quería plasmar. Sinceramente, no me creo y no me gusta el tema del amor a primera vista, si estás enamorado necesitas conocer a la otra persona, puede haber atracción pero no un amor arrebatador y trascendente. Aunque es cierto que, hacia el final, la autora intentó arreglarlo un poco, pero bueno, está por ver qué pasará en los siguientes libros. Que si no me equivoco serán tres.

En conclusión, un mundo maravilloso y lleno de magia y de dolor. Unos personajes que te harán querer acompañarlos en sus aventuras y una trama sencillita y fácil de seguir. La pluma de la autora hace que quieras seguir leyendo continuamente, me gustó muchísimo su forma de expresarse y sumergirte en su mundo. Y tengo muchas ganas de continuar la historia con el siguiente libro y saber qué nos tiene preparado.

  • Título: “Hijos de sangre y hueso” (Legado de Orisha)
  • Autor: Tomi Adeyemi
  • Año: 2018
  • Edición: RBA Molino (2018)
  • Páginas: 624
  • Género: Fantasía, Ciencia ficción
  • Puntuación: 4,75/5 ⭐

Zélie Adebola recuerda cuando la tierra de Orïsha desprendía magia. Pero todo cambió la noche en que esta desapareció. Por orden del rey, los maji fueron perseguidos y aniquilados.
Ahora, Zélie tiene una oportunidad de devolver la magia a su gente, pero para ello deberá ser más rápida y astuta que el príncipe heredero del trono, que está dispuesto a todo con tal de erradicar la magia para siempre.
El peligro acecha en Orïsha, donde los leopardarios de nieve campan a sus anchas y los espíritus vengativos esperan escondidos bajo el agua. Sin embargo, el mayor peligro puede ser la propia Zélie en su lucha por controlar sus poderes.

ES EL MOMENTO DE QUE ZÉLIE RECUPERE SU LEGADO. ES EL MOMENTO DE QUE UN PUEBLO RECUPERE LA ESPERANZA.