"Torak se despertó sobresaltado, pues no había pretendido quedarse dormido"

Tengo que decir que este fue y es mi libro favorito de la adolescencia. Al menos, de mi adolescencia temprana, ya que posteriormente empecé a leer más libros de género romántico a raíz de leer “Crepúsculo”. Quiero pensar que esta etapa la pasamos tod@s al ser adolescentes (emoticono de rodar los ojos).

Este libro fue muy importante por el simple hecho de que uno de los principales personajes es un lobo. Creo firmemente que cada persona tiene un animal/criatura asignado, uno que lo representa. Llamarlo alma, daimonion o animal que corresponde a tu expecto patronum. Puede ser un animal común como un lobo o un oso, o una criatura mitológica como ave fénix o un dragón. Simplemente tengo esa creencia, un poco infantil quizás, de que mi animal es el Lobo. Y puede que sea una tontería, pero, a lo largo de mi vida he encontrado a mucha gente que creía en lo mismo.

Y por esto mismo, para mí, en plena adolescencia prerromántica, fue tan impresionante este libro. Seguramente no hubiera tenido el mismo efecto si lo leo ahora, nunca lo sabré. Es lo malo/bueno de los libros juveniles, en mi opinión, se disfrutan de otra forma cuando eres más joven. No sé, después de leerte muchísimos más libros, de probar otros géneros, de opinar con muchas otras personas sobre libros… acabas volviéndote más crítico, cínico, y no ves ya esos libros con los mismos ojos. O, repito, eso me pasa a mí. También es verdad, que conozco a personas que serían tan felices leyendo libros juveniles eternamente.

Pero, volviendo al libro, tengo que decir que analizándolo ahora, muchos años después de haberlo leído, sigo pensando que está genial. Los personajes tienen un trasfondo que a menudo falta en libros de este tipo. Me gusta especialmente la transformación de Renm (no voy a hacer spoilers) pero a aquella edad la odiaba y quería que desapareciera. Y no solo Renm, sino cómo evoluciona el propio lobo también. Es algo muy entretenido y bonito de leer.

Además, una cosa que no puedo dejar de recalcar es el inicio. Es impresionante, solo digo eso. Cuando Torak encuentra a Lobo. Imaginaros, un niño solo y hambriento encontrando un lobezno desamparado. Una de las mejores cosas del libro, sin duda.

En cuanto al argumento, creo que fue muy refrescante y diferente. No solo había que salvar a los clanes sino de qué forma y quién y por qué. Me parece una historia muy buena. Está todo muy bien atado (y muy bien escrito). Aunque tengo que decir que, como ya puse en el título, se trata de una saga y solo leí el primer libro. Estoy deseando leer el resto de la serie, saber qué pasa después de este primer libro. Aunque, tengo claro que no será lo mismo leerlo ahora que cuando leí el primero.

Para mí podría haber sido un único libro, porque concluye todo muy bien. Y, deciros que, como siempre, me enteré de que era una saga y no solo un único libro muchos años después de haberlo leído. En fin… ya os tengo dicho que soy bastante despistada para estas cosas. Aunque, en aquella época, en un pueblecito como el mío, no había internet (al menos en mi casa) como para buscar, al finalizar el libro, si había continuación. Y, siendo sincera, tampoco se me habría ocurrido a aquella edad.

En cuanto al libro en sí, me encantó la presentación ya que, cada capítulo tiene una imagen, un especia de dibujo a lápiz, representativo del capítulo y totalmente impresionante. No te adelantaba nada porque eran simples imágenes muy pequeñas pero que le daba un toque tan… clan, histórico, misterio… No sé, realmente creo que fue una de las mejores cosas del libro, porque te hacían pensar en qué pasaría a continuación. Desde luego es una buena forma de hacer crecer la intriga del libro.

Y, por supuesto, el mapa que todo buen libro de aventuras y fantasía tiene al comienzo. Tengo que decir que lo consulté más de una vez para saber en qué punto estaban nuestros personajes.

Por lo que, en definitiva, adoro la edición que leí, desconozco si las nuevas ediciones (a partir del 2014) tienen el mapa maravilloso, imagino que sí, y los buenísimos dibujos al inicio de capítulo (un ejemplo en la propia portada de esta reseña). Me parece que es un libro mágico y que te engancha desde el principio. Nunca, nunca, nunca, podía parar de leerlo. Volvía loca a mi hermana porque, hasta cuando me llevaban en coche a mis actividades extraescolares intentaba leerlo. Lo llevaba a todas partes. El inicio es espectacular totalmente, os enganchará con el primer capítulo y si no es así, por favor, dejadlo por aquí en comentarios. Así que, si tenéis oportunidad de leerlo y os gusta este tipo de libros de aventuras y mundos antiguos y clanes y animales que representan todo, hacedlo, de verdad. No es muy largo y es totalmente envolvente.


  • Título: Hermano Lobo (Crónicas de la Prehistoria)
  • Autor: Michelle Paver
  • Año: 2004
  • Edición: Salamandra
  • Páginas: 222
  • Género: Histórico, Ficción, Aventuras

Hace miles de años, un niño llamado Torak vive feliz en el bosque, hasta el día en que un oso gigante ataca y hiere a su padre. Moribundo, éste le ordena que se dirija al Norte para encontrar la Montaña del Espíritu del Mundo, antes de que aparezca en el cielo la Luna del Sauce Rojo. Pero Torak sólo tiene doce años, desconoce qué camino tomar y no puede acudir a nadie en busca de ayuda. Sin embargo, perseguido por el enorme oso, el niño emprende el viaje acompañado de un lobezno que ha encontrado a la orilla de un río. Pronto se unirá a ellos Renn, una niña perteneciente al Clan del Cuervo, y juntos vivirán emocionantes y peligrosas aventuras que pondrán a prueba su valor, su habilidad como cazadores, su inteligencia y su naciente amistad. Hermano Lobo es la primera entrega de una serie de aventuras prehistóricas que encantarán a niños de todas las edades.