Estaba muerta.

Muchísimas gracias a la persona que me regaló este libro por mi cumpleaños hace un par de añitos ya. Demuestra que me conoce muy bien (ejem… si algún conocido lee esto y no sabe que regalarme…pues ya lo sabe J) y que además hizo el esfuerzo de regalarme una continuación de una saga que sabía que estaba siguiendo y que sabía que me gustaba mucho. No sabéis la de veces que me han regalado segundas o terceras partes sin tener, ni haber leído, la primera. No sé en qué piensa la gente cuando compra un libro para alguien más: ¿el más bonito?, ¿el que más pega con la persona? Lo siento pero, puede no pegarte para nada un género y sin embargo encantarte. Y, por favor, revisad, si vais a regalar una continuación a alguien, que al menos tenga previsto empezarla. Pero ante todo, gracias por regalar libros, es el mejor regalo del mundo.

En cuanto al propio libro, y como ya he insinuado, forma parte de la saga “Los Hijos de la Tierra” de Jean M. Auel, que consta de seis en total. Y si os lo estabais preguntando, sí, me he leído el primero antes de leerme el segundo. Lo que acontece, maravillosos lectores, es que hice la reseña para el blog de una amiga. Así que os dejo el enlace por aquí para que le echéis un ojo si os interesa leerla: https://armasdetinta.wordpress.com/2018/03/27/el-clan-del-oso-cavernario-jean-m-auel/

Vale, segundo libro de la saga, “El valle de los caballos”, sigue siendo impresionante el conocimiento y control que tiene la autora sobre la época en la que está ambientada la historia. En este libro se nota incluso más. En el primero, digamos, para no destriparos nada, que se centra en único ámbito. Pero, en este segundo libro, mezcla algunos más. A pesar de esto, sigues, al menos yo (con mi escaso conocimiento de esta época), sin pillarle ningún despiste. Además, lo explica todo muy bien (trabajo importante también de los traductores, que tienen su mérito por supuesto). Como ya comenté en la reseña del primer libro, a mí, personalmente, me gusta como escribe, aunque tengo que decir que acabé conociendo mucho vocabulario nuevo. Ignorante de mí tuve que buscar algunas palabrillas en el diccionario. Pero, es que no soporto saltarme nada, así que necesito entenderlo todo. Manías mías. Vuelvo loca a la gente que está a mi alrededor cuando leo y desconozco una palabra, tengo que preguntar si saben qué significa o buscarla en el móvil para saberlo. No os confundáis, mi lengua materna es el español y leo en español. Pero siempre encuentro al menos dos o tres palabras por libro que son nuevas para mí. Sobre todo, en los libros históricos o de fantasía con mundos medievales, ¿qué le vamos a hacer?, la lengua evoluciona como todo en esta vida.

En cuanto a los personajes, así como me quejé en el primer libro de que se hacía uno un lío con tanto nombre de la cantidad de personajes que había, en este, da un cambio total. En ciertas partes de la historia intervienen muy pocos personajes. Hay momentos de mucha soledad. Si os habéis leído el primer libro ya sabréis a qué me refiero y los que no, digamos que la protagonista tiene tiempo para conocerse mucho a sí misma. Pero también hay momentos de mucha ternura y aparecen relaciones que no había en el primer libro. Se le da muchísima más importancia a los animales. Para muchas personas esto es un punto a favor, es cierto, es bonito, pero echo en falta más interacción entre humanos.

Creo que también alude, dentro de lo que cabe, al empoderamiento de la mujer. Ayla, puede sobrevivir, puede hacer cosas que le dijeron que no podía, que no le permitían, que no tenía el derecho, que nadie pensaba que podría hacer. Y gente, les da mil vueltas a todos.

Desde el principio se te da a entender que va a pasar algo, algo importante. Pero… a mí personalmente, se me hizo eterno hasta llegar a ese momento. Si estáis en medio de la lectura y sabéis de qué hablo, tranquilos tarda en llegar pero llega (y es épico, así que darle brío y a leer con todo). No os arrepentiréis de haber leído hasta ese momento, porque la autora sabe aprovechar al máximo para introducir al nuevo personaje, Jondalar, y para visualizar el cambio que tienen lugar en la Ayla.

Además, creo que no idealizó nada la relación con el nuevo personaje. Hay momentos que te relata cómo piensa Jondalar y crees que tiene sentido, aunque te pueda llegar a ofender que piense así porque tú conoces toda la historia, y, obviamente él, no. El realismo (teniendo en cuenta que es ficción) es algo que valoro mucho.

En resumen, el tempo con respecto al primer libro es más lento, pero esto es importante para entenderlo todo bien, aunque pueda decepcionarte un poco. Si te gustan los animales te va a encantar. Y puede que se te haga eterno hasta que llegue el momento clave de la historia, como me pasó a mí. Si es así, sigue adelante, continúa, porque merece la pena.


  • Título: El Valle de los Caballos – Los Hijos de la Tierra
  • Autor: Jean M. Auel
  • Año: 1982
  • Edición: -
  • Páginas: -
  • Género: Histórico, Aventuras

Ayla abandona la seguridad del Clan en el que creció, y parte sola hacia un viaje épico. En El Valle de los Caballos encuentra refugio, además allí descubrirá la forma de domesticar a animales y «el fuego de piedra». El destino la conduce a un desconocido Jondalar, que provoca en Ayla nuevas y desconocidas sensaciones.