Vino a él al romper el alba

Creo que es importante que os informe de cómo descubrí este libro. Porque… llamadme ingenua pero no conocía su existencia hasta hace un par de meses. ¿Cómo puede ser esto? Si una temática de literatura me define es “Fantasía”. Entonces, ¿cómo pudo pasar totalmente desapercibido para mí si tiene casi treinta años? Pues simplemente por mi personalidad, porque otra cosa no, pero despistada soy un rato. Inocente de mí cada vez que vislumbraba un atisbo del protagonista, del mundo o de la propia historia de este libro lo atribuía a los videojuegos.

No fue hasta que Netflix empezó a promocionar “The Witcher”, y gracias a una conversación con una amiga (con la que siempre hablo de libros y misteriosamente nunca salió el tema de estos, la culpo y maldigo totalmente)  yendo hacia la ExpOtaku de Coruña que al fin se hizo la luz en mi cabecita y descubrí que el videojuego realmente se basa en toda una saga. No solo en un simple libro sino en nueve de ellos.

Yo ya hacía tiempo que estaba a la procura de algún libro de este estilo, ya sabéis, medieval, con espadas, brujos y hechiceros… Así que lo agregué a mi lista mental de libros a leer, porque otra cosa no, pero de los libros que quiero leer me acuerdo perfectamente.

El tema parecía que había muerto ahí porque, siempre he opinado que cuanto más esperas a leer un libro más ilusión te hace al final cuando se produce el momento de leerlo. O al menos así funciona para mí. Aunque nunca pensé que el momento llegaría tan pronto, y fue cuando tuve que hacer tiempo hasta poder asistir a una cita. No me podéis culpar por pensar que el mejor sitio sería en una librería. Estaba cerca de “La Casa del Libro” así que allí fui. Y tras revisar los estantes de fantasía y terror durante bastante tiempo (tanto libro junto me vuelve loca y no me centro) por fin encontré el primer libro de la saga de Geralt de Rivia: “El último deseo” de Andrzej Sapkowski.

Así que fue todo bastante instantáneo: descubrir que existía tal saga a leer el primero de sus libros. Supongo que el destino quería compensarme todo el tiempo que tuve que esperar a enterarme de su existencia.

¿Y qué tengo que decir sobre él? Pues que no me esperaba que fuera como es. Hasta que leí los primeros capítulos, si se los puede llamar así, no volví a hablar con mi amiga (aquella que maldigo por no decírmelo antes), así que, después de empezarlo, me enteré que los dos primeros libros de la saga son un conjunto de relatos cortos. Tengo que reconocer que esto me decepcionó un poquito, lo siento, soy más de novela que de relatos. Pero pronto se me pasó el bajón porque desde el principio me enganchó. Al estar compuesto por un conjunto de relatos le da un toque mucho más misterioso ya que no dejan de ser mini aventuras del protagonista. Te va introduciendo el mundo en el que se desarrolla la historia pero en pequeñas porciones. Menciona criaturas como silvia, kikimora, vipper, náyade, nura, alpa, lamia... y muchas otras. Pero, no explica qué son. A medida que transcurren las historias vas descubriendo algunas, otras aún no. Que ganas de descubrir qué son.

Trata de forma parecida la vida del propio protagonista, Geralt. Se mencionan a personajes de su pasado o presente pero no cuenta su relación, su historia, únicamente pedazos de información. Sorprendentemente esto hizo que me entraran más ganas de descubrir más sobre Geralt y su mundo. Mundo que por cierto, me gustó mucho. Es tal cual deseaba que fuera y un poco más. Todos los que alguna vez leímos fantasía sabemos que hay muchas cosas en común en los mundos de este estilo y medievales además: luchas de espadas, magia, diferentes razas, etc. Pero en esta saga hay cosas nuevas, refrescantes e inesperadas. Así que he decidido que me encanta, al menos, lo que llevo leído sobre él.

De Geralt, bueno, no he decidido nada todavía. Creo que necesito más para llegar a conocerlo lo suficiente y poder hacerme una opinión sobre él. Desde luego, desde el primer momento, deja saber que tiene un código, puede estar bien o podría ser mejor, eso ya es decisión vuestra. Y creo que se conocerá más de ese código según vaya transcurriendo su historia. Pero, como personaje, y ya no tanto como individuo, me parece fantástico. No quiero pasarme demasiado describiéndolo porque básicamente de eso se trata el libro. Te da una pizca de lo que será y tú lo tomas o lo dejas. Pero, a quien le gusten los brujos cínicos que pelean contra monstruos (ejem… y otras cosas) con espadas y señales, le encantará Geralt.

Dejadme deciros, además, que mentalmente declaré al autor culpable de plagio porque, vamos, nunca he visto retorcer tan cínicamente los cuentos populares como “La Bella y la Bestia” o “Blancanieves” antes, pero te das cuenta a leguas que se basa totalmente en estas historias para ir describiendo todo. Después me enteré que era totalmente intencionado, y hasta lo pone en la sinopsis del libro. Bueno, no es una novedad, yo enterándome de las cosas con retraso. Lo he asumido, no os preocupéis.

NOTA: Al principio no estaba segura de si contaros esta parte, pero es que realmente viene en la sinopsis por lo que intentaré no sentirme muy culpable por daros esa pizca de información.

Y por último, casi nunca hablo de las ediciones porque sigo al pie de la letra lo de “No juzgues a un libro por su portada”. Tenéis que saber que para mí es igual un libro de segunda mano como uno recién comprado, una edición antigua que una acabada de salir, el diseño o la dureza de las tapas. Un libro es un libro y todos tienen una historia que contar. Pero tengo que reconocer que la edición del 2018 de Alamut es ciertamente muy bonita, y sí, es de tapa dura. Simplemente, decir que me gusta pero, también tengo que reconocer que no he visto delante otra edición de este libro, dado el reciente descubrimiento.

Así que, en definitiva, lo calificaría como un aperitivo maravilloso para antes del plato principal. Haciéndote la boca agua pensando en lo que vendrá y mordiéndote las uñas de frustración a la vez porque no da llegado el momento de hincarle el diente.


  • Título: El último deseo (Saga de Geralt de Rivia)
  • Autor: Andrzej Sapkowski
  • Año: 1993
  • Edición: ALAMUT (2018)
  • Páginas: 254
  • Género: Fantasía

Geralt de Rivia, brujo y mutante sobrehumano, se gana la vida como cazador de monstruos en una tierra de magia y maravilla: con sus dos espadas al hombro -la de acero para hombres, y la de plata para bestias- da cuenta de estriges, mantícoras, grifos, vampiros, quimeras y lobisomes, pero solo cuando amenazan la paz. Irónico, cínico, descreído y siempre errante, sus pasos lo llevan de pueblo en pueblo ofreciendo sus servicios, hallando las más de las veces que los auténticos monstruos se esconden bajo rostros humanos. En su camino sorteara intrigas, elegirá el mal menor, debatirá cuestiones de precio, hollara el confín del mundo y realizara su último deseo: así comienzan las aventuras del brujo Geralt de Rivia.