“En nuestro mundo existe una tradición que siguen todas las castas de demonios y humanos.”

Al principio me daba mucho miedo leer este libro, empezarlo siquiera. Y la razón de esto es porque sé que la chica lo iba a pasar muy mal. No solo a nivel psicológico, sino físico. Tenía muchas ganas de leerlo y, tras preguntar mucho, me animé a ello. Estaba súper decidida, hasta que leí lo primero que nos advierte la autora: que en este libro se narran escenas de abusos sexuales. Con esto me volví a asustar. Considero que este tipo de temas, como a todas las mujeres, nos afecta de una manera diferente. Y yo, personalmente, no leo para pasarlo mal. Así que, de nuevo, estaba pensando en dejarlo pasar, y no leerlo. Pero me volvieron a comentar que no era nada tan explícito y que merecía la pena darle una oportunidad. Por lo que lo intenté nuevamente y lo conseguí.

Hay que tener en cuenta que la historia se basa en una chica a la que llevan (en contra de su voluntad) al palacio para ser una chica de papel, que básicamente es una concubina del rey. Esto es algo que ella no desea, básicamente la secuestraron porque tiene unos ojos bonitos, y a pesar de que no narran explícitamente algunas escenas, sabes lo que ocurre en ellas. Es más, yo creo que lo que más me afectó fue la espera. Porque hay más chicas como ella, y el rey las va llamando una a una para que acudan a sus aposentos. Entonces, para mí, fue bastante duro esa espera continua y esa esperanza de que igual se podría librar de pasar la noche en la cama del rey.

Dicho esto, no os asustéis, es duro, pero creo que en mi cabeza, y con mi imaginación fruto de leer tantos libros, me había hecho una idea mucho más cruda y fatal. Da mucha rabia, y quieres que las cosas cambien y ayudar a la protagonista en casi todos los momentos de la primera mitad del libro, pero también ocurren otras cosas que te ayudan a distraerte del elefante en el medio de la habitación.

Aparece una bonita historia de amor, aunque algo floja a mi parecer. Pero, recordemos que solo es el primer libro, por lo que se puede ir construyendo y mejorando en los posteriores. Igual es también, porque leí muy rápido este libro así que puede ser que me pareciera que pasó poco tiempo desde que la pareja se conoce hasta que se enamora. Esto es algo que eché bastante en falta, esa primera fase en un enamoramiento. Cuando las dos personas empiezan a conocerse. Es una de mis fases favoritas y en este libro, creo que fue un poco: “oh, me acabo de dar cuenta de que estoy enamorada de tal persona”. Y eso le quitó algo de encanto.

En cuanto al mundo del libro, me ha gustado bastante. Es un mundo diferente a lo que me he encontrado antes. Se basa en que hay como tres castas: los humanos, los medio demonios y los demonios completos. Teniendo estos últimos mucho más poder y fuerza que los primeros. Ante esta falta de equilibrio de poder, aparece el racismo en este mundo. Da bastante pena y rabia el trato que las castas en la cima de la jerarquía dan a la mayoría de los humanos. Sinceramente, da bastante rabia todo, hay veces que lo único que quieres hacer es meterte en la historia y arreglarlo todo.

Con respecto a la trama, a pesar de ser muy dura, sobre todo al inicio, es bastante calmada hasta más o menos la mitad del libro que es cuando empiezan las intrigas. Y hacia el final es cuando se ve toda la acción del libro. De todas formas, creo que ha sido un muy buen primer libro de saga, ya que nos presenta los personajes, el mundo, la política y nos va encabezando hacia algo más grande que creo que llegará en los siguientes de la saga.

Los personajes están bastante bien logrados. Me gusta la forma en la que la autora nos los va presentando conforme la protagonista va conociendo más de ellos. Esta forma de acercarnos a sus personalidades me parece muy natural y hace que te puedas encontrar sorpresas en algunos de ellos. Es decir, el lector conoce tanto como la propia protagonista y a medida que esta descubre cosas o conoce más profundamente a otros personajes, lo hace también la persona que está leyendo la historia.

En resumen, un libro de fantasía con un mundo basado en la existencia de tres castas y con su respectivo racismo ante el desequilibrio de poder entre estas. Una historia que me daba un poco de respecto comenzar por los posibles malos ratos que podría pasar la protagonista (y los tendrá, pero al menos no se detalla de forma muy explícita). Una historia de amor muy bonita que espero que siga evolucionando en el siguiente libro. Y una trama que comienza fuerte y que espero poder continuar en sucesivos libros.


  • Título: Chicas de papel y de fuego
  • Autor: Natasha Nigan
  • Año: 2019
  • Edición: Ediciones Urano (2019)
  • Páginas: 407
  • Género: Fantasía
  • Puntuación: 4,25 / 5 ⭐

Cada año, eligen a ocho chicas hermosas que servirán al rey como Chicas de Papel. Es el más alto honor al que pueden aspirar. y a la vez, el más degradante. Este año hay una novena chica. Y en lugar de papel, está hecha de fuego. Lei pertenece a la casta de papel, la clase más baja de Ikhara. A pesar de eso, un rumor sobre sus ojos dorados ha despertado la curiosidad del rey; por eso, la apartan de su hogar y la llevan al opulento palacio, una prisión dorada, y su vida queda sometida a los caprichos del Rey Demonio. Mientras sueña con escapar, Lei comete lo impensable: se enamora. Su romance prohibido, entretejido con una trama explosiva que amenaza al mismísimo rey, va a obligar a Lei a decidir hasta dónde está dispuesta a llegar en su lucha por la libertad.

Exótica, poética y absolutamente inolvidable, Chicas de papel y de fuego es una historia extraordinaria que nos recuerda que el amor puro y la pasión pueden trascender incluso el destino más desalentador.