La mente de Duncan Andrews iba acelerada como un tren sin frenos.”

Comencé este libro debido a un reto que surgió en Instagram (#retotbrvatohopes) con el objetivo de disminuir la lista de pendientes de nuestras estanterías. Consiste en crear una lista con todos esos libros que permanecen cogiendo polvo en nuestras casas y numerarlos. Cada mes, dos cuentas de Intagram (@vatodaletra y @books_hopes) obtienen un número aleatorio. Este será el libro que debes leer ese mes. Por lo que “Ceguera asesina” de Robin Cook fue el libro que me tocó leer en el mes de Enero.

Siempre me ha gustado este autor, a pesar de haber leído pocos libros de él. Considero que tienen un toque científico en todo su misterio e intriga. Por lo que, en mi ignorancia, os diré, que opino que para el personal sanitario o aquellas personas que amen las ciencias de la salud deben de parecerles lecturas mucho más provechosas que para una personita de números como soy yo.

No se tiene por que tener una base científica para leer estos libros, y concretamente refiriéndome a “Ceguera asesina”, porque en todo momento el autor explica cualquier información que aporta al caso que hila la trama. Es un libro en el que las justificaciones parecen totalmente verídicas (como ya comenté, en mi ignorancia con respecto a este tema). Y aunque, yo soy mucho de creerme todo lo que me expliquen ya que no deja de ser ficción, es algo refrescante y que se agradece realmente.

Como podéis ver en la descripción del libro, es bastante antiguo, tiene más años que yo misma (no os ofendáis las personas que estáis leyendo esto que igual recuerdan su publicación, es simplemente para aclarar que lo estoy leyendo veintisiete años tras ser publicado).

Esto hace que existan pequeños detalles que te rompen un poco los esquemas cuando lo estás leyendo, por ejemplo cuando hablan de pesetas o cuando les resulta complicado comunicarse porque no existían los móviles y por lo tanto tampoco la mensajería instantánea.

Fuera de esto, me ha parecido un libro que mantiene la intriga hasta cierto punto. Ya que, se narran varias tramas que acaban uniéndose para descubrir el pastel, por así decirlo. Pero, el menos yo, sin ser una Sherlock Holmes de la vida, descubrí mucho antes  de que se unieran las tramas, la relación entre ellas. Por lo que la llegada al final y al desenlace de la historia, no fue tan placentera como me hubiera gustado.

Además, tengo que decir que los personajes no me acabaron de cuadrar mucho. Creo que entiendo su papel o perfil dentro de la historia pero se me quedaron un poco flojos. También puede ser porque la protagonista no me cayera especialmente bien. Es cierto que muestra una mujer fuerte, con conocimiento y una carrera que le importa y por la que quiere luchar. Pero, la veo un poco indecisa a veces y en otras ocasiones muy ingenua. Realiza actos por impulso, sin pararse a pensar en las consecuencias. Y, mientras estaba leyendo lo que hacía o decía, estaba pensando: pero no lo hagas que después conseguirás una bronca del jefe… Porque se veía venir.

En cuanto al resto de personajes, creo que son todos masculinos y destacan el oftalmólogo y el policía. Ambos bastante bien caracterizados aunque, el primero de ellos podría tener más consistencia en la historia, a mi parecer. Y para el policía, el autor, se basa en el mítico personaje de detective irlandés que fuma como una carreta y es hosco y malhumorado en muchas ocasiones.

Dicho esto, creo que es un libro entretenido, que te distrae y te mantiene en vela, sobre todo al inicio. También tiene pequeñas trazas de romance aunque, desde luego, no es el tema central. Todo se centra en sucesos extraños que una doctora forense identifica y lucha por descubrir su causa. Y para esto cuenta con la ayuda de su intelecto y un policía.


  • Título: Ceguera asesina
  • Autor: Robin Cook
  • Año: 1992
  • Edición: Plaza y Janés Editores (1993)
  • Páginas: 370
  • Género: Thriller
  • Puntuación: 4/5 ⭐

Ambientada en Manhattan, Ceguera asesina relata la terrible lucha que debe librar la doctora Laurie Montgomery al enfrentarse a una conspiración terrorífica. Una serie de jóvenes ejecutivos muere a causa de sobredosis de cocaína. Al intentar hacer la autopsia a los cadáveres e investigar las muertes, la joven forense encuentra una inexplicable oposición por parte de sus superiores, de la policía y de los propios familiares de las víctimas. Pero Laurie está dispuesta a llegar al fondo de la estremecedora pesadilla que se teje en un distinguido hospital neoyorquino.