"Repaso con el dedo el contorno del dibujo de mi hermana: son unos pulmones hechos con flores."

Vale, tengo que reconocer que leí este libro porque vi el tráiler de la película. Lo reconozco, podéis odiarme si queréis. Es que me caracterizo por ser bastante cinéfila y seriéfila, así que después de ver que el actor (Cole Sprouse) que interpreta al protagonista masculino es el mismo que hace de Jughead en Riverdale, tuve que interesarme por el tema sí o sí. Me encanta tanto el actor como el personaje. De hecho, no descarto empezar los comics de Riverdale.

La película se estrenó este viernes y es homónima al libro que se titula “A dos metros de ti” de Rachael Lippincott con Mikki Daughtry y Tobias Iaconis. Es un libro bastante juvenil que trata la historia de un chico y una chica que se conocen en un hospital por estar enfermos ambos de Fibrosis Quística. Tanto en los agradecimientos como al inicio del tomo la autora informa de que escribió el libro para dar a conocer más esta enfermedad, que como muchas otras, si realmente no forman parte de la vida diaria de todo el mundo no se le da mucha importancia.

Sinceramente creo que es un libro muy romántico que como bien quiso la autora, se centra en la enfermedad de los personajes. Que básicamente son el personal médico, los enfermos y sus familiares y amigos. Además, casi la totalidad de la trama tiene lugar en un hospital.

Todo esto hace que, para mí, sea un poco claustrofóbico. Se centra muchísimo en las consecuencias de la enfermedad (tanto físicas, como mentales y a nivel del entorno del enfermo) y su tratamiento. Cierto es, que cuenta la historia de cómo sus protagonistas se enamoran, pero parece un amor casi platónico. Aunque trágico en cierta forma, ya que está el detalle de que no se pueden tocar por culpa de la enfermedad (no os quiero destripar mucho pero dan más datos sobre ello a lo largo de la trama).

Stella es una obsesa del control que necesita sentir que lleva las riendas de todo puesto que su vida está dictada por la enfermedad. Además de intentar ayudar a otros enfermos, quiere mantener a sus padres unidos a la vez que sigue el tratamiento a rajatabla para ganarle el pulso a la muerte. Y por otro lado está Will, que es totalmente lo contrario. Siente que toda su vida se la ha robado la enfermedad, que no se va a curar y lo que le queda de vida la quiere pasar haciendo lo que siempre deseó, ganándole la batalla al tiempo.

Personalmente encuentro a los personajes de la pareja protagonista bastante definidos pero al resto algo difusos y que únicamente son utilizados con el objetivo de representar todas las caras de la enfermedad y sus consecuencias.

Si os gustan los libros de amor trágico y juvenil os gustará mucho este libro. Además, admiro mucho a la autora por saber plasmar un tema tan importante en la novela, ya que lo hace de una manera amena pero sin restar importancia a todo lo que conlleva tener Fibrosis Quística.


  • Título: A dos metros de ti
  • Autor: Rachael Lippincot (con Mikki Daughtry y Tobias Iaconis)
  • Año: 2018
  • Edición: Nube de Tinta (2019)
  • Páginas: 283
  • Género: Juvenil, Romántico

A Stella Grant le gusta tener el control, a pesar de no poder dominar sus propios pulmones, que la han tenido en el hospital la mayor parte de su vida. Por encima de todo, Stella necesita controlar su espacio para mantenerse alejada de cualquier persona o cosa que pueda transmitirle una infección y poner en peligro su trasplante de pulmón. Dos metros de distancia. Sin excepciones.

En cuanto a Will Newman, lo único que quiere controlar es cómo salir de este hospital. No le importan sus tratamientos, o si hay una nueva medicación en ensayo clínico. Pronto cumplirá dieciocho años y podrá desconectar todas estas máquinas. Desea ir a ver el mundo, no solo sus hospitales.

Will y Stella no pueden acercarse. Solo con que respiren cerca, Will podría provocar que Stella perdiera su puesto en la lista de trasplantes. La única forma de mantenerse con vida es mantenerse alejados.